Web noticierocuba.blogspot.com

2006-12-10

En España se repitió lo mismo que en Cuba pero en versión “Light”

María Comella, vicepresidenta del Centro Cubano y Rigoberto Carceller, presidente de la PlataformaNC.- En Cuba las llamadas “Brigadas de Acción Rápida” disolvieron a la fuerza una protesta silenciosa de disidentes que conmemoraban el Día Internacional de los Derechos Humanos, forcejeando con los manifestantes y llamándolos "gusanos". Hubo varios arrestos, entre ellos periodistas independientes, activistas de derechos humanos y miembros de partidos políticos opositores (proscritos por la dictadura). Mientras, en España, representantes de varias organizaciones de exiliados convocados por la Plataforma Cuba Democracia Ya fueron disueltos por la policía por no contar con los permisos necesarios para leer los 30 artículos de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, repartir algunos impresos recordando la fecha y regalar algunas camisetas.

En La Habana la manifestación incluía una docena de disidentes, y fue convocada por el médico Darcy Ferrer. Decenas de hombres corpulentos interrumpieron a empujones la protesta tan pronto comenzó.

Los esbirros de la dictadura gritaban: “¡Viva Fidel y Raúl!” y “¡Abajo los gusanos!”. El primero de los slogans muy ilustrativo de que la llamada sucesión está muy avanzada. El destacar al hermano “pequeño” del dictador con un ¡Viva! es el preámbulo de que las próximas loas serán dedicadas al nuevo sucesor de la tiranía.

En Madrid, un grupo de personas que representaban diferentes organizaciones como: La Plataforma Cuba Democracia ¡Ya!, el Centro Cubano de España, la Federación de Presos Políticos, el Partido del Pueblo, el Frente Nacional del Presidio Político Cubano, entre otras, «leyeron todos y cada uno los artículos de la Declaración Universal de los Derechos del Hombre por parte de los diferentes intervinientes, se le explicaba y ejemplificaba a la ciudadanía allí congregada, como se violaban en Cuba estos derechos y se denunciaba el intento de continuismo por parte de la dictadura castrista frente a la enfermedad del moribundo dictador» explicó en un comunicado posterior, Rigoberto Carceller, presidente de la Plataforma convocante del evento.

Aunque la policía fue muy correcta en explicar que no se contaba con los permisos necesarios para hacer un acto de esa naturaleza y conminó a que se disolviera, algunos de los españoles que pasaban por el lugar se sintieron muy molestos y tuvieron comentarios muy duros contra el presidente del gobierno español, Rodríguez Zapatero, comentaron la pasividad que muestra esa misma policía con actos donde se ondean banderas inconstitucionales o donde se enaltece el terrorismo, llegando a ser actividades que se sabe desembocarán en quemas de cajeros entre otros destrozos callejeros.


Vea algunos fragmentos de la actividad

Etiquetas:

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home